Por: Eduardo Castillo Mtz.

A solo unos días de terminar la presente administración municipal, el regidor del Partido del Trabajo, Raúl Yépez López, insistió en el tema del proyecto habitacional Pajaritos, del que dijo, sigue sin convencer a la mayoría de los sectores de la capital del estado.

Entrevistado a las 9:30 horas de hoy en el cabildo local, el también dirigente del Partido del Trabajo en la localidad, sostuvo que la aprobación de los fraccionamientos en distintas zonas de la ciudad, representó una cifra histórica en la capital del Estado, lo cual es bueno solo en parte.

Señaló que edificar viviendas, puede ser positivo debido a la enorme demanda de esta necesidad que existe en la capital del estado, pero siempre y cuando si se trata de casas de calidad y a bajos costos, “pero cuando son de mala calidad y a altos costos, como ha ocurrido, entonces parece que es para favorecer a los sectores más pudientes; además aún quedan colonias sin regularizar y ahí quedaron trabajos pendientes”.

Añadió que en el tema del proyecto habitacional Pajaritos, mismo que estaría asentado en más de 600 hectáreas, existen puntos aún sin aclarar, como es la certeza para quienes habitan en las áreas ejidales.

“Al subir el valor de los terrenos, que seguridad tienen los ejidos, de que no se les subirá el pago del impuesto predial, que ese sería un duro golpe a las ya tan golpeadas comunidades”, puntualizó.

Hay más pros que contras en el tema: Valero.

Por su parte el primer sindico, Javier de los Santos Valero, respondió que existen más beneficios que problemas en el tema de la zona habitacional Pajaritos, y explicó que la aprobación del cabildo, correspondió solo a una parte del programa de ordenamiento territorial.

“Es una facultad que tiene el ayuntamiento en base a la ley de desarrollo urbano y al código municipal, pero aquí no se autorizó un fraccionamiento, estamos solo haciendo un programa de ordenamiento territorial”, indicó.

Subrayó que en el tema del predial, los ejidatarios no tienen por qué temer en el aumento de dicho pago por ahora, ya que se considera uso urbano cuando están todos los servicios en funciones.

“Cuando se habiten esas 600 hectáreas obviamente irá subiendo el predial paulatinamente, no quiere decir el día de mañana, pudiera haber otro caso donde una propiedad haya sido rebasada por el crecimiento y ahí su uso de suelo cambia y ya es urbana, pero aquí solamente autorizamos el ordenamiento territorial, para que el proyecto pueda llevarse a cabo en el tiempo que sea, puede ser a 30 años, no sabemos”, concluyó.