Por: Redacción

Ciudad Victoria, Tamps.- En un mensaje enviado mediante redes sociales a esta casa editora, el C. Omar Rueda expone el caso que vivieron recientemente en el Hospital General «Carlos Canseco» de la ciudad de Tampico, tras el fallecimiento de su hija.

A continuación el texto íntegro:

«No sé cómo expresar el dolor que sentimos en estos momentos mi esposa, mi familia y yo, por la gran tragedia que derrumba nuestros corazones, por los hechos indignantes ocurridos después de la muerte nuestra amada hija que con tanto amor esperábamos.

Lamentablemente ella falleció en el vientre de su madre, ya si de por si esto es duro, imagínense que el cuerpo de nuestra hija nos la entregan en un estado avanzado de descomposición ya que no se le dio el trato digno que merecía el pequeño cuerpecito de mi nena, además que presentaba fauna nociva que salía de sus orificios naturales (hormigas rojas), hecho por el cual no se le pudo dar la despedida digna que su madre y yo habíamos elegido.

No pudimos velarla en compañía de nuestra familia y amigos, los cuales ya estaban listos para compartir el último adiós junto demás seres queridos. Todos estos hechos se presentaron en el Hospital General Dr. Carlos Canseco, el cual hago responsable ya que no tuvieron el manejo y resguardo idóneo y adecuado hacia el cuerpo de mi pequeña Aitana, se que legalmente no tiene nombre ya que nunca nació por lo cual jamás se registró, falleció a una edad gestacional de 36 semanas.

Mas sin embargo eso no es excusa para habernos robado el momento preciado para despedirnos de ella.

Ya teníamos programada su misa de cuerpo presente en la Catedral de Tampico el día 1 de septiembre del 2018 pero por obvias razones, la tuvimos que cancelar así como su velación y bautizo. Aún no borro de mi mente la última vez que la vi, con su cuerpecito lleno de hormigas devorándosela, en esos momentos no sabía qué hacer, que procedí a decir unas palabras y bautizarla yo mismo con el permiso de Diosito.

Como Padre, como ser humano y como personal de la salud no le deseo a nadie la terrible experiencia que viví en carne propia junto con mi esposa y familia.

Agradezco de antemano al DIF Tampico como también a su Velatorio DIF Tampico por las Atenciones prestadas, ya que sin ellos no nos hubiésemos dado cuenta de las condiciones del cuerpo de mi hija.

Si alguien es víctima de algo similar, alce la voz y denuncie para que esto no siga pasando…. Yo ya lo hice.

Hoy fue mi Bebe, mañana podría ser tu Familia.

Descansa en Paz mi pequeña. ❤️🙏👼
Aitana Rueda Ruiz (+) 31/08/18»

Atte. C. Omar Rueda