Por: Eduardo Castillo Mtz.

La baja producción de carne derivada de especies más accesibles que el bovino, ha hecho que la población en situación vulnerable se encuentre marginada de una adecuada nutrición, aseguró el experto en biotecnología, ciencias agropecuarias y nutrición animal, Dr. Jaime Salinas Chavira.

El investigador de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UAT, dijo que los efectos nocivos de la mala nutrición humana van más allá de un mal comer, hablan –sostuvo- de un problema en el diseño de proyectos alimentarios que sean accesibles para todos.

Refirió que al ser Tamaulipas el principal productor de sorgo, grano que se usa para los pollos de engorda, es increíble que en este tipo de animal casi no exista producción.

Aseguró que al no haber producción de carne de pollo, el producto se exporta, principalmente de Estados Unidos, país que en definitiva envía lo que ellos no consumen.

“No van a vendernos sus productos de primera calidad, y lo que importamos es lo que ellos no consumen, aunque son alimentos de buena calidad, se trata de productos que llevan mucho tiempo congelados, y no es igual a consumir una carne fresca y desarrollada localmente”, indicó.

Señaló que la nutrición animal es fundamental para procurar una mejor alimentación de la población de la región, además de obviamente mejorar e incrementar la producción de ganado.

“Con los pollos de engorda ocupamos mucho menos alimentos que en bovinos para producir carne de buena calidad, con bajo contenido de colesterol y un buen aporte de proteínas, y definitivamente lo veo como una solución alimentaria para la población”, asentó.

Puntualizó que en actualmente trabaja en los requerimientos nutricionales para los pollos de engorda, en las condiciones que llegan a la región, debido a que los animales llegan de otros países o de otros estados con una alta deficiencia nutricia.