La Secretaría de Educación en la entidad restó importancia a las manifestaciones de maestros inconformes por la evaluación educativa, y su titular aclaró que no piensa reunirse con quienes disienten ya que la única organización por él reconocida es la Sección XXX del SNTE.

A pesar de que el Presidente de la Diputación Permanente del Congreso Local, el priista Erasmo González Robledo, pactara con representantes del grupo de maestros que marcharon en esta capital un encuentro con el Secretario de Educación, Diódoro Guerra Rodríguez dejó en claro que él no tendrá dialogo con los maestros inconformes por la evaluación que se contempla dentro de la Reforma Educativa, ya que la única organización magisterial reconocida en el estado es la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“Yo no estoy convocado, yo lo que sé es que el lunes les van a dar una respuesta a ellos, nosotros siempre hemos planteado que hay una instancia reconocida jurídica, legal y laboralmente con la que nosotros tenemos interlocución, porque así lo obligan las leyes laborales, en este caso es con la Sección 30 del Sindicato. Ellos entiendo, que forman parte de la Sección 30, entonces para cualquier mecanismo de diálogo o si tienen alguna duda de todos los beneficios que esto tiene, que ya se los explicamos, que el que salga bien en el examen entra automáticamente al incremento salarial del 35 por ciento que es el primer nivel de carrera, con todas las prestaciones, con aguinaldos incluidos y todos los beneficios”, expresó el funcionario.

Guerra Rodríguez explicó que sí hubo comunicación con el Congreso del Estado, sin embargo, es un tema que sólo le compete al Congreso de la Unión al tratarse de una Reforma Constitucional, donde los Estados solo se concretan a aplicarla.

“Sí tuve comunicación con el Congreso y tuve comunicación, digamos con interlocutores, de los diputados, a lo mejor él se refería a eso, a que de alguna manera se había hablado con nosotros, y nosotros lo que les ofrecimos fue precisar el marco en el que están expedidas las leyes; son leyes que no hay materia en el estado para poder tener alguna intervención, solamente es su aplicación irrestricta, como ahí se menciona, y cualquier situación de otro tipo tiene que llevarse al Congreso de la Unión”.

Comentó que siempre han tenido disposición para el diálogo con los maestros, resaltando que a la fecha 11 mil de los 25 mil docentes de Tamaulipas ya cuentan con carrera magisterial, lo que demuestra que están bien preparados.

“Todos sabemos que es un proceso que afortunadamente la gran mayoría de los maestros lo han entendido, que va encaminado a tener una educación de calidad en la que se interrelacionan factores relativos a la evaluación con el propósito de mejorar esa calidad, de identificar si el maestro necesita reforzar capacitación o alguna acción para que él esté a la altura que están demandando nuestros niños y jóvenes en el mundo actual”.

Subrayó, que la evaluación es una parte fundamental para enriquecer la educación en México, asegurando que en ningún momento está en riesgo el trabajo de los docentes “los derechos laborales están garantizados en la Constitución”.