Por: Eduardo Castillo Mtz.

Escándalo y pavor provocó la epidemia de enfermedades gastrointestinales en Ciudad Victoria, y entre las versiones, se rumoró que la infección se diseminó debido a una fosa clandestina ubicada en el manantial de la Peñita, argumentó que desmintió Norberto Treviño García-Manzo.

El Secretario de Salud en Tamaulipas, dijo que la culpable de la epidemia fue la Escherichia Coli, bacteria que está presente en tubos digestivos de los animales perros, cerdos y gatos, la cual pudo ser adquirida por los humanos debido a la mala higiene.

“El brote no sabemos cómo se desarrolló porque los diagnósticos de agua y alimentos han sido negativos, posiblemente puede ser un material fecal que pudo infectar algunos abastecimientos de agua y hay que recordar que algunos lugares no tienen agua entubada y las familias tienen que almacenar agua”, indicó.

Tras asegurar que actualmente esta situación ya está bajo control, detalló que en total se presentaron 354 casos desde el pasado 21 de junio, siendo la zona más crítica la colonia Modelo con 71 enfermos, después la Ravizé con 46, Las Palmas con 21, en tanto que el resto se distribuyeron en la Gutiérrez de Lara, colonia Veteranos y Bertha del Avellano.