Por determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), los maestros no podrán recurrir al amparo federal o estatal para el proceso de evaluación, dentro de la nueva reforma educativa que se aprobó en México.

Gonzalo Higinio Carrillo de León, Magistrado de Circuito del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y Civil, del Décimo Noveno Distrito Judicial, dijo que la medida entra a nivel nacional y, en el caso de Tamaulipas, los trabajadores de la Secretaría de Educación tienen que cumplir.

“Esa decisión de la Suprema Corte vincula a todos los tribunales del país. Técnicamente hablando ya no habría manera de plantear otra solución distinta, a la que determinó la suprema corte”.

En entrevista el magistrado consideró que, cuando un asunto llega al más alto nivel de la justicia del país, debe existir confianza porque se revisó en el máximo órgano de justicia.

Pese a la protesta de profesores en distintos municipios de Tamaulipas, que se oponen el proceso de evaluación, Carrillo de León insistió en que se tiene que acatar la disposición legal que determinó la suprema corte, para los estados y a nivel federal.