Por: Enrique Jonguitud

El alcalde de la capital, Fernando Méndez Cantú, dijo que se encuentra preparando su informe en el que no habrá sorpresas, como dar a conocer préstamos de última hora.

Tampoco habrá, dijo, el famoso “año de Hidalgo”, a través del cual se causan quebrantos a la administración.

En cuanto al informe, dijo que será un evento en el que hablará del trabajo pero sin que se anuncie alguna obra que cause gastos inesperados.

Méndez Cantú afirmó que no dejará rezago en pagos a proveedores: “creemos que al 30 de septiembre van a estar cubiertos cabalmente los adeudos a proveedores”.

Descartó que en el tramo final de su administración se vaya a dar el “año de Hidalgo”.

En ese sentido dijo: “no lo permitiremos, ustedes saben que tenemos instrumentos de control porque existe una contraloría y hay perfecto control de los bienes, y se descarta totalmente la posibilidad de que haya desvíos en ese sentido”.