Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- A unas horas del inicio del registro de candidatos para las diputaciones locales de Tamaulipas, Yahleel Abdalá Carmona, presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional, “calentó” el ambiente al acudir a la sesión del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) para manifestar su desconfianza en
el organismo.

Sin una justificación expresa, Abdalá Carmona se habilitó a sí misma como representante del PRI ante el IETAM, en la búsqueda de reflectores cuando todos los pronósticos le auguran a su partido un modesto tercer lugar en las próximas elecciones.

Con ello, aumentan los rumores de que tanto el CEN del PRI como las figuras locales han dejado a la dirigente priista navegar por su propia cuenta, al decidir no perjudicarla pero tampoco apoyarla.

Abdalá Carmona aprovechó la sesión ordinaria del IETAM para expresar su desconfianza en el órgano electoral, pero dijo confiar en el Instituto Nacional Electoral (INE), que atrajo la facultad de vigilancia de las elecciones locales para renovar el congreso local.

“Porque hay una atracción en ciertos términos, que es en acuerdos, en criterios, y creo que es ahorita muy importante por la desconfianza de mi partido que tenemos en este instituto electoral”, declaró.

También dijo: “tomando en cuenta que ahorita el que acaban de designar como Director Jurídico de lo Contencioso Electoral, que es el que va a recibir las quejas que nosotros hagamos del proceso electoral y que recae en Edgar Iván Arroyo Villarreal, sabemos que tienen contacto directo con Acción Nacional”.

Finalmente afirmó: “entonces nos da certidumbre que el saber que el INE por lo pronto en los acuerdos, en las quejas y que además eso a nosotros si nos ayuda y nos beneficia, pero nos queda claro que no atrae la elección en su totalidad”.

Lo anterior se da en un marco en la que ningún presidente de partido participa como representante ante el IETAM en las sesiones ordinarias, sin embargo fue notorio el esfuerzo de Abdalá Carmona por llamar la atención, al tiempo que en pleno proceso electoral el PRI luce solo, incluso al edificio tricolor se le empezó a caer la pintura de la frase “El PRI nunca se raja”.