Por: Alejandro Echartea

 

El Parque Cultural y Recreativo Tamaulipas Siglo XXI-ubicado junto a las márgenes del río San Marcos- el cual alberga dentro de sus espacios al museo de historia natural ‘Tamux’, al planetario ‘Dr. Ramiro Iglesias Leal’ y un gimnasio equipado con cancha de básquetbol, aparatos de gimnasia y fisicoconstructivismo, entre otros, ha ido descuidando el aspecto de la seguridad ya que como comentan sus visitantes, “de un tiempo para acá esto se ve bien solo”.

En la actualidad solamente se encuentran dos personas a cargo de la vigilancia de las casi 50 hectáreas de espacio geográfico que comprende el parque Tamaulipas Siglo XXI, una de ellas vigila las instalaciones de lunes a viernes y la otra el sábado y domingo, hecho que contrasta con la vigilancia que anteriormente prestaba la Policía Rural la cual vigilaba distintas áreas del mismo con múltiples elementos, esto lo afirmaron deportistas quienes por años han acudido a ejercitarse a este lugar.

“Yo tengo años viniendo a correr a esta parte del planetario –al área campestre- y me acuerdo que ahí en aquella cabaña tenían los Rurales su punto de llegada y de salida para dar sus rondas de vigilancia”, menciona José Aguirre, corredor amateur de esta ciudad, apunta que en el tiempo que tiene yendo a correr a este lugar nunca se ha visto amenazado pero apuntó que más vale prevenir que lamentar y pidió a los responsables del área que hagan hincapié en el aspecto de la vigilancia.

Del mismo modo don Gregorio, jubilado quién acude a este lugar a regar los árboles, indica que últimamente han estado desapareciendo las llaves del agua y que esto lo atribuye a la casi nula vigilancia en el parque y mencionó que esto se debe de dar principalmente durante las noches ya que es cuando más desprotegido se encuentra el lugar, “sí hay veces que da miedo estar aquí solo durante el día porque de repente si te sale un malandro ¿quién te va a oír?, ahora imagínese durante la tarde en que ya está bien oscuro esto, yo por eso nada más estoy un rato y luego-luego me retiro”.

Por su parte un trabajador del parque resaltó que hasta el momento no tiene noticia de algún incidente grave de hurto o agresión aunque sí reconoció que el robo de llaves y tuberías y de más implementos son una constante en ese lugar, “antes había más vigilancia, sí, me acuerdo, antes había guardias en la entrada del parque, allá donde está la caseta y la pluma, y se daban vueltas hasta por acá atrás del Tamux dónde está todo el monte pero pues luego quitaron a los Rurales y ya no sé por qué se dejó de vigilar el lugar”.

A este parque diariamente acuden cientos de victorenses y visitantes de otros lugares del país ya sea a los espacios deportivos como a los culturales ya que además del museo de historia natural, el planetario y el gimnasio el espacio cuenta con una alberca tipo olímpica, canchas de tenis, basquetbol, voleibol, fútbol, ciclopista, juegos infantiles y un área campestre de 23 hectáreas –en donde se localiza el bosque urbano de Ciudad Victoria- .

“Antes podía uno venir con más confianza a ejercitarse un poco pero a cómo está la situación ya le piensa uno para salir a la calle ahora más a lugares en donde la vigilancia no está garantizada”, finaliza José Guadalupe, corredor amateur.