A fin de evitar riesgos por desbordamientos, desde hace 15 días inició el desfogue de las presas que forman el sistema El Cuchillo, La Solidaridad y La Marte R. Gómez.

Lo anterior permite la liberación de agua hacia el Rio San Juan y el Río Bravo, en la frontera de Tamaulipas, informó Jaime Felipe Cano Pérez.

El director de la Comisión Estatal del Agua, del Gobierno del Estado, dijo que algunas de estas presas se encuentran en un 128 o 14 por ciento de su capacidad por lo que comenzaron con los desfogues.

En el caso de la presa Vicente Guerrero se encuentra en niveles operativos luego de que su almacenamiento no llega al 100 por ciento, explicó el funcionario.

Cano Pérez recordó el protocolo del Comité de Operación de Obras Hidráulicas de la Comisión Nacional del Agua, CNA, que establece que las presas no deben rebasar sus niveles de almacenamiento previo a la temporada de huracanes porque posterior a estos fenómenos se corre el riesgo de que se registren desbordamientos.

“Las presas deben estar cuando máximo al cien por ciento de su capacidad o menos, pero nunca rebasar si nivel almacenamiento a efecto de que puedan recibir y regular adecuadamente los excedentes de lluvia que se presenten en esta temporada”.

Dijo que por el momento no existe riesgo, sin embargo, insistió que la medida es para que no reciban más almacenamiento de agua derivado las recientes lluvias.