El alcalde de Victoria, Fernando Méndez Cantú, consideró “complicado y difícil”, controlar el establecimiento de vendedores ambulantes en la vía pública.

Ante la inconformidad del comercio organizado y en especial de los locatarios del mercado Argüelles el alcalde dijo que se hacen esfuerzos por controlar la proliferación del comercio informal en las calles de la capital de Tamaulipas.

“Tenemos reclamo el permanente del comercio formal y tratamos de tener una actitud conciliadora entre unos y otros”, señaló.

Sin embargo admitió que no se pueden controlar completamente, “Es complicado y es difícil porque a veces el comerciante ambulante pues quiere estar donde hay tráfico”.

Méndez Cantú afirmó que la administración municipal hace esfuerzos por parar la invasión de ambulantes, “Estaremos siempre buscando las mejores soluciones para poder armonizar los intereses de uno de otros, porque el comerciante estableció que está en la economía formal pues quiere tener también el respeto a su formalidad y queremos resolverlo de la mejor manera posible”.