Por: Alejandro Echartea 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-El obispo de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, agradeció a los más de dos mil asistentes a la Marcha por la Paz que partió en punto de las 17 horas de este sábado del Patinadero del Estadio al Santuario de la Virgen de Guadalupe en Ciudad Victoria, Tamaulipas, durando poco menos de una hora el recorrido por las principales calles de esta capital.

Al término de la procesión, la cual se llevó a cabo sin incidentes, se ofició una misa presidida por el pastor de la iglesia católica en esta diócesis en cuyo mensaje destacó la importancia de conocer el significado real de la cuaresma, “tiene sentido en vista de la Pascua, la iglesia cada año realiza un camino que se llama Cuaresma para llegar a la Pascua que es el misterio central de nuestra Fe, Cristo muerto, Cristo resucitado”.

Del mismo modo monseñor Antonio González Sánchez destacó el motivo de dicha marcha, el cual es la inseguridad, “yo quiero invitarles para que en esta misa oremos fuerte por aquellas familias de nuestra diócesis de manera particular de Ciudad Victoria, que de alguna manera han sido víctimas de la violencia”.

Despierta Victoria poco interés para seminaristas

Con apenas siete seminaristas nuevos por año es Ciudad Victoria una de las ciudades con menos interés entre los jóvenes por ingresar al seminario por lo cual apenas el año pasado solamente se registró el ordenamiento de un sacerdote en esta diócesis.

Lo anterior lo manifestó el rector del seminario en Ciudad Victoria, Marco Medina, esto en el Santuario de la Virgen de Guadalupe tras la Marcha por la Paz realizada por la diócesis católica de la localidad, “el año pasado al inicio del año fueron cinco seminaristas al curso especial y dos seminaristas al seminario menor, o sea siete alumnos en realidad es poco”, del mismo modo mencionó que este año el curso escolar inició con 28 seminaristas en las diferentes etapas, “son pocos los varones y las mujeres que tienen interés por la vida sacerdotal o religiosa”, recalcó.

Comentó que los jóvenes de la actualidad enfrentan diversas distracciones que los apartan de tomar la vida religiosa, “muchos de los seminaristas que estudian actualmente vienen de familias desintegradas, familias que falta el papá o falta la mamá, de todos modos aunque las familias no estén del todo integradas cuando  alguien los invita al encuentro con Dios ellos mismos buscan la respuesta”.

Consideró que una buena cantidad de ingreso anual sería de 20 seminaristas ya que un gran porcentaje de estos no concluyen sus estudios, “de esos siete que tenemos –que ingresaron este año- ya se salieron dos seminaristas y apenas van 8 meses de que inició”.

Destacó que a nivel nacional Guadalajara y Monterrey son las ciudades con mayor ingreso de seminaristas con 50 nuevas vocaciones en promedio, “ellos tienen en todo el seminario, desde el seminario menor, curso introductorio, filosofía y teología, estamos hablando de un total de cerca de 400 o 500 seminaristas que son muchos”, finalmente apuntó que son los estados del norte los que tradicionalmente presentan pocas vocaciones religiosas a nivel nacional.

 ejb