Por Alejandro Echartea

Como una ‘cuenta pendiente’ de la actual administración municipal con sus gobernados calificó el regidor Julio César Martínez Infante al problema de abastecimiento del agua potable en grandes sectores de la localidad, “ya estamos por terminar esta administración y creo que la cuenta pendiente que tenemos con la ciudadanía principalmente es el suministro de agua potable”.

Martínez Infante concluyó esto luego de que se agravara el problema tras dos años de sequía toda vez que al inicio de la actual administración sí se contaba con el servicio en la mayor parte de la ciudad, “creo que eso es lo más grave que tenemos en este momento, que no hemos estado a la altura de poderle brindar a los victorenses un agua de calidad y potable y suficiente abastecimiento”.

Esta, mencionó, será la deuda más grande y que quedará pendiente del Ayuntamiento 2011-2013 para con sus conciudadanos, “no estuvimos a la altura de poder devolver a los victorenses esa calidad de agua que teníamos y que desgraciadamente dejamos que se perdiera”.

Esta nota contiene video: