Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Las nuevas disposiciones fiscales fueron el pretexto que muchos empresarios de Tamaulipas utilizaron para esquivar la entrega de utilidades al grado, de recurrir a préstamos, pedir paciencia y pagar en abonos.

Y es que la legislación provocó entre otras, la falta de liquidez para cubrir en el plazo establecido con esta prestación obligatoria para las empresas, dijo el ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Carlos Renan Castillo Gutiérrez.

“Solicitamos a los empleados paciencia para entregarles las utilidades” y confesó que muchos hasta tuvieron que recurrir a créditos aunque fueron los menos.

Dijo que este año la situación se complicó para muchas empresas que aún se esfuerzan en cumplir con este compromiso aunque sea en abonos.

“No hay liquidez de recursos económicos y algunos incluso socorrieron a la banca privada para pagar antes del 30 de mayo”, comentó.

vmp