Por: Alejandro Echartea

 

Será de cerca del medio millón de pesos el monto que habrá de pagar el Ayuntamiento de Ciudad Victoria por concepto de tenencia, reemplacamiento y rezagos de los más de 120 vehículos que desde el año 2010 adeuda de su flotilla vehicular, mismo que habrá de ser cubierto durante el primer semestre del año.

Lo anterior lo manifestó la mañana de este miércoles a las 10:45 horas el tesorero del Ayuntamiento, José Florencio Bringas Martínez, esto en la Presidencia Municipal donde apuntó que “son alrededor de 120 los vehículos que corresponde el pago de tenencia, de cada uno se tiene que hacer un expediente de en cuánto sale con todo lo que la ley marca –placas, tenencia y de más-“.

Apuntó que por el tamaño de la deuda con la Oficina Fiscal se buscará pagar en “cachitos”: “lo que se puede hacer –a lo mejor- es pagar un mes 20 vehículos, el otro mes otros 20 y así nos la vamos llevando para que en el plazo que marca la ley cumplir con el cien por ciento de los vehículos y dejar regularizados todos”, y agregó que esto sería durante el primer semestre del año.

“Creemos que van a ser cerca de unos 500 mil pesos aproximadamente, aunque estamos a la espera de que la Oficina Fiscal determine cuál es la cantidad exacta. Sabemos que es algo que tenemos que poner orden y regularizar”. Asimismo el tesorero municipal reconoció que durante los dos primeros años del actual Gobierno Municipal no se pagó la tenencia siendo esto parte de la estrategia administrativa de la actual administración local.

“Nuestra intención era esperar al tercer año ya que estuviéramos más estables con las finanzas para regularizar y entregar a la siguiente administración el pago al cien por ciento en ese sentido”, aseguró.

Finalmente Bringas Martínez comentó que la mayor parte de la flota vehicular debe de pagar impuestos y destacó que los modelos 2010 Avenger, Dakota, Silverado y 2008 Jeep Patriot que aparecen en la página de transparencia del Ayuntamiento posiblemente tendrán que pagar un porcentaje aún mayor de impuestos, a los que pagan vehículos ‘utilitarios’ como lo son las camionetas tipo ‘estaquitas’ o los camiones recolectores de basura. “Nuestro cálculo internamente es de que debe andar en los 500 mil pesos, ojalá que sea menos pero creemos que por ahí va a andar”.