Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

A decir del coordinador local de Capacitación de la Cruz Roja, Jorge Villarreal Torres, la educación es el factor principal por el cual, la mayoría de los victorenses no saben manejar y ocasionan tantos accidentes al día.

Entrevistado a las 15:00 horas de ayer en la sede de la institución, explicó que esta falta de educación se genera en cada hogar y deriva en la falta de respeto e insensibilidad, que muestran la mayoría de los conductores en la capital del estado.

Mencionó que hay datos muy poco comunes, tal como el número de accidentes que provocan los “conductores distraídos” en las principales avenidas de la ciudad, que superan por mucho a los percances ocasionados por los choferes alcoholizados.

“Un conductor hablando por teléfono es mucho más peligroso que un conductor ebrio, esto se suma al problema del tráfico vehicular; a veces un accidente puede evitarse si cedemos el paso a una unidad, pero todos desean pasar al mismo tiempo”, indicó.

Dijo que esta falta de sensibilidad la padecen también las unidades de la Cruz Roja, pues los ciudadanos no permiten el paso en ocasiones de emergencia, “es cuestión de un poco de educación”, asentó.

Aseveró que no solo los celulares causan distracción al conductor, también los aparatos de música, que muchas veces llevan a todo volumen por las avenidas de la ciudad. “Pero existe la conjunción de factores, poca cultura vial, poca educación, andan ebrios, llevan la música muy alta y van hablando por el celular”, lamentó.

Puntualizó, que en el caso de esta combinación el resultado es fatal, pues regularmente las víctimas son terceros, tales como: peatones y conductores de otros vehículos.