Ciudad Victoria, Tamaulipas.- “El bullying o acoso escolar en mis tiempos, era “pamba y ahí muere” o “yo ya me rindo”, y se acababa el problema. Ahora el “ahí muere” es, lo mató”, dijo el secretario de Educación en Tamaulipas, Diódoro Guerra.

Añadió que hoy en día la diferencia, es abismal y el asunto se ha convertido en un problema de salud, seguridad y educación que se debe acotar.

El secretario de Educación en Tamaulipas al revelar haber sido, en sus tiempos de estudiante, protagonista del fenómeno del abuso del más fuerte sobre el más débil, “en nuestro caso yo era el más chico de la escuela y pues obviamente se presentaban bromas pesadas por decirlo de alguna manera pero que no pasaban de ahí”.

Estas acciones insistió, han ido evolucionando en la conducta de los jóvenes haciendo de “la pamba” un acto hostil que desenlaza en casos como el del niño Héctor Méndez y otros muchos en Tamaulipas y el país.

“Dentro de ese abuso había respeto, había límites y había un límite de respeto a la integridad humana, o sea a no lastimar; bastaba con decir yo ya me rindo y no había pleito, ahí se acababa”, compartió.

El líder magisterial Rafael Méndez Salas, reiteró que la postura del Sindicato en el tema de la violencia juvenil, que aclaró siempre se ha manifestado, ahora que Tamaulipas está bajo lupa, se debe trabajar para bajar la incidencia.

Ambos servidores públicos recordaron que a raíz del caso del niño Héctor Méndez, se impulsó a nivel Nacional una campaña contra el bullying que en Tamaulipas ha sido bien recibida por maestros, padres de familia y los mismos estudiantes.

Y agregó que el SNTE colaborará desde el ámbito de su competencia en las propuestas que se impulsen para crear una ley general en el país sobre el bullying, “la posición del SNTE es siempre estar de acuerdo y cuidar a los alumnos en la parte que nos corresponde”.

vmp