Por: Alberto de la Fuente Moreno

Casas, Tamaulipas, 17 junio.-El alcalde Santiago Ávalos Medina de Villa de Casas, luego de la denuncia acerca de estar utilizando el Auditorio Municipal como centro de acopio para guardar chile habanero de su propiedad y mantenerlo en buen estado, encendiendo a toda su capacidad, día y noche los aires acondicionados, este producto fue regalado y tirado en el basurero municipal.

Fueron habitantes de la propia comunidad quienes denunciaron esta irregularidad, incluso forzaban a trabajar a menores en la recolección, así como también intimidaban a trabajadores de la propia Presidencia Municipal, que deberían desarrollar tareas en bien de la comunidad a trabajar en el campo cosechando esta hortaliza.

Así fue como el día de ayer, por órdenes del alcalde y asesorado tal vez por sus superiores en el gobierno del estado ordenó que todo este producto fuera regalado y distribuido entre la gente de la cabecera municipal, pero otra gran cantidad fue depositada en el basurero municipal en un afán por borrar la evidencia de sus arbitrarias atribuciones.

De esta forma es como el edil casense, Santiago Ávalos Medina se quiere quitar responsabilidades, ya que también fue acusado de explotar a menores de edad, pero más grave aún es el hecho que a los mayores les hacia firmar un documento para recibir los beneficios de Empleo Temporal, programa federal implementado para paliar la pobreza en México, pero el edil de Casas lo utilizaba para su provecho personal, al llevarlos al corte de este producto en un rancho que rentó para aplicar los recursos que a fondo perdido que él y varios de sus colaboradores bajaron del gobierno federal, sembrando gran cantidad de hectáreas de chile habanero y que enviaban al Distrito Federal para su venta.

Este proyecto productivo, ideado y creado en las propias instalaciones de la alcaldía casense, se llama «Centro Hortícola para el Desarrollo de Villa de Casas» y están el alcalde, el propio director de Desarrollo Rural del Municipio, el tesorero, síndico, director de Obras públicas, dentro de los más participativos y beneficiados, cuando hay infinidad de productores en este lugar que realmente necesita los apoyos para producir sus tierras.

Este proyecto, pomposamente llamado, «Centro Hortícola», fue beneficiado con la suma de $400,000, (cuatrocientos mil pesos) aunque el monto total era por un millón de pesos y todo a fondo perdido y fue tramitado en la ventanilla del CADER de este municipio, aseguraron varios de los denunciantes.

Es urgente que autoridades de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social actúen para castigar estas prácticas que ellos mismos aseguraban que en Tamaulipas estaban erradicadas y que la explotación infantil era cosa del pasado en este estado, según lo declarado a la prensa por conducto de su Director del Programa Especial de Información Héctor Soto Hernández.

Varias personas de este municipio, coincidieron en que es necesario que el Gobernador Egidio Torre Cantú, intervenga en esta grave irregularidad, pues el alcalde y socios utilizando sus influencias gestionaron y obtuvieron este proyecto productivo de varios miles de pesos para sembrar este producto, cuando deben de gestionar para la gente que representan y que realmente necesita y no para beneficio propio y de sus funcionarios de la Presidencia, insistieron ya para finalizar habitantes de este municipio y líderes de organizaciones civiles, quienes afirman que llegaran hasta sus últimas consecuencias, para castigar y erradicar estas prácticas de tráfico de influencias y explotación de menores.

Aunque, los más, exigieron que este abusivo alcalde renuncie o sea desaforado en compañía de todos los servidores públicos que estén inmiscuidos mega proyecto, para así poder enjuiciarlos, porque este tipo de prácticas están tipificadas en el código penal y son castigadas con varios años de cárcel.