A partir de este año las familias con pobreza alimentaria de los 10 municipios fronterizos de Tamaulipas recibirán una tarjeta de débito con la que podrán adquirir productos de la canasta básica en las tiendas Diconsa, anunció el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad, Edgardo Melehem Salinas.

Dijo que el apoyo será de 600 pesos mensuales, pero se entregará de manera bimestral.

“Este es un nuevo esquema que aterrizará en Tamaulipas en el contexto del Programa de Apoyo a Zonas Fronterizas, en el que se presupuestaron 460 millones de pesos para este 2014. Con esto se buscará dar una cobertura total de los programas sociales al 4.7 por ciento de la población que vive en pobreza extrema en Tamaulipas”, señaló Melhem.

Explicó que los 460 millones de pesos para la zona fronteriza se bajaran a través de los programas de Empleo Temporal, Comedores Comunitarios y el reparto de tarjetas para la compra de alimentos.

“El programa de tarjetas de débito es nuevo, para lo cual se hará un estudio en las zonas más pobres con el fin de otorgar este beneficio a las familias que lo requieran, las que sólo podrán adquirir productos enlistados en la canasta básica en las tiendas Diconsa”.

Añadió que otra de las modalidades que vienen dentro de las nuevas reglas de operación de la Sedesol federal es que ahora los pensionados y jubilados del IMSS e ISSSTE podrán acceder al programa 65 y Más, para lo cual tienen que cumplir como requisito el recibir un pago menor a mil 092 pesos mensuales.

“Vamos a cruzar la información con la lista de los pensionados y jubilados de estos organismos, para conocer el número de personas que cumplen con el requisito y ser incluidos en el programa”.

Señaló que actualmente existe un padrón de 131 mil beneficiarios en el estado, los cuales en este año recibirán un aumento del 10 por ciento, por lo que de mil 050 pesos que recibieron el año pasado, ahora les llegarán mil 150 pesos cada bimestre.