Por: Eduardo Castillo Mtz.

Aunque no se habla de otro aumento a las tarifas del transporte público en Victoria, los concesionarios del sector insistieron en la necesidad de estructurar programas de ayuda para evitar que sus unidades se sigan deteriorando.

Entrevistado a las 10:30 horas de hoy en el primer cuadro de la ciudad, el líder de los Microbuses Verdes, Ramón Hernández Manríquez, reconoció que luego del aumento el año pasado, la meta era modernizar la totalidad de las unidades, sin embargo el incremento no les dio para ello.

Aceptó que aún existen unidades que sin pasar la revista vehicular, siguen en circulación dando un servicio regular a los usuarios, pero dijo en su favor, que el aumento

“Tenemos un acuerdo aquí en Victoria, 400 concesionarios tomamos la decisión de no pedir otro aumento, aunque si la gasolina y el gas siguen subiendo, realmente no quedará otra opción”, indicó.

Comento que las quejas de los usuarios son válidas, porque como consumidores merecen la mejor atención, pero cuestionó los compromisos incumplidos del área de transporte, que ofreció apertura de créditos para arreglar y comprar unidades, sin que a la fecha se hayan hecho realidad.

Finalmente, sostuvo que seguirán en pláticas con las instancias oficiales, para ver qué medidas se toman luego de la entrada en vigor del paquete económico 2014, del que señaló, “seguramente impactará gravemente a la sociedad en general”.