Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Sin atreverse a emitir una opinión personal que garantice que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas (PGJ), está «limpia», el Procurador, Ismael Quintanilla Acosa, dijo que solo la depuración a través de los exámenes de control y confianza podrán dar esa certeza.

En este sentido, explicó que la depuración es constante, por lo que, si bien no se puede hablar en este momento de cifras exactas, las proyecciones indican que para julio de 2014 a más tardar, toda la corporación se habrá sometido a los filtros de depuración.

«Quien garantizaría eso serían los exámenes, nosotros no podemos adelantarnos, hacer conjeturas sin pruebas en la mano, en este caso serían los exámenes una vez que concluyan», precisó.

Quintanilla Acosta, rechazó que el anuncio del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sobre la depuración total de la Procuraduría, responda a que no se estaba haciendo esta tarea.

«Se estaba haciendo desde el principio, lo que esto indica es que no debemos parar, que es una tarea permanente», dijo. El Procurador de Tamaulipas, advirtió que todo aquel personal ya sea operativo o administrativo que repruebe los filtros de control y confianza serán liquidados.

vmp