Por: Enrique Jonguitud

La Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) en Tamaulipas está bajo una evaluación rigurosa, luego de que hace una semana el Procurador Ernesto Nemer Álvarez pidió a los delegados y subdelegados cumplir con las metas establecidas.

El delegado de la PROFECO en el Estado, Alejandro Martínez Castañón, explicó que a todo el personal a su cargo se le realizarán pruebas de conocimiento para comprobar que tienen el perfil requerido, pero sin previo aviso.

El funcionario federal dijo que las pruebas incluyen que desde oficinas centrales de la PROFECO, evalúen a los 110 empleados de la delegación, sobre todo en el conocimiento en la aplicación de la ley para proteger al consumidor.

“Nosotros como delegación tenemos visitas del Órgano Interno de Control de la PROFECO, así como de la Dirección General de Delegaciones, en las que continuamente nos están realizando evaluaciones”, declaró.

Martínez Castañón también sostuvo que en dichas visitas se le hacen auditorías a la Delegación, y se someten a pruebas para saber hasta qué grado dominan el contenido de los manuales de procedimientos.

“Y el Procurador anunció que se continuarán con estas revisiones porque coincide con la idea del Presidente de la República de que hay que profesionalizar más la función pública en general”, indicó

El delegado de la PROFECO dijo que inclusive él es sometido a pruebas porque se trata de que en cada puesto haya una persona con el perfil idóneo.