Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

Con la llamada “veda electoral” que impide a los funcionarios públicos realzar los logros de las administraciones, con el fin de evitar que se conviertan en propaganda electoral, ha venido lo que muchos actores sociales denominan la “ley mordaza”, ya que actualmente el sector político se ha negado a brindar información de todo tipo.

Entrevistado al respecto hoy a las 9:30 horas en la sede del IETAM, el consejero de este organismo, Raúl Robles Caballero, negó que los funcionarios públicos estén confundiendo la ley electoral al negarse a informar a los medios de comunicación.

Dijo que en ninguna parte de la ley se prohíbe a los funcionarios dar declaraciones a los medios de comunicación y si ellos lo deciden así es por iniciativa propia y no porque la veda se los impida.

Señaló que probablemente, el sector público esta temeroso de fallar en alguna situación al informar de su trabajo, por lo cual, prefieren evitar las entrevistas y no declarar de absolutamente ningún tema.

Mencionó que lo único que establece la llamada veda electoral es la información relacionada con temas de recursos, que pudieran confundir a la ciudadanía en el proceso de las campañas electorales.

“Los gobiernos tanto estatales, federales y municipales, deben de suspender toda la propaganda en la cual se den a conocer logros o programas de gobierno, misma que en algún momento pueda desorientar a la población, al considerarse promoción de algún programa o acción social”, concluyó.