Por: Eduardo Castillo Mtz.

Luego de manifestarse por segunda ocasión en la Secretaría de Salud de Tamaulipas (SST), y haberse plantando también en la Casa de Gobierno del Estado, enfermeras de Ciudad Victoria denunciaron las amenazas de que fueron objeto por parte de funcionarios del sector salud.

Mediante una denuncia anónima dirigida a este medio de comunicación, una de las manifestantes señaló que de manera “cordial”, algunos funcionarios de salud se acercaron a ellos para hacerles ver las consecuencias de sus actos.

“Que no estaba bien lo que estábamos haciendo y que debíamos conformarnos con lo que tenemos… que si no, nos atuviéramos a las consecuencias”, asentó.

Asimismo, a través de redes sociales, otra de las enfermeras en protesta, coincidió en señalar, que les pidieron que cejaran en su intento, pero esta vez la respuesta fue más contundente.

“Para lo que nos alcanzó, ahí nos tienen tragando puro pan ¿y ellos? dándose la gran vida y piden que paremos el movimiento, ¡claro que no señores! ustedes no batallan como nosotros…”.

“Ustedes con nuestro dinero pagan gatos que los sirvan, e incluso enfermeras privadas, quienes son pagadas con eso mismo que nos roban, ratas de 2 patas”.

Seguirán las protestas

Los trabajadores de la salud aseguran que no están dispuestos a seguir aguantando en silencio los ínfimos salarios y las promesas falsas de basificación.

“No es justo el trato recibido como trabajadores de salud, profesionales que recibimos salarios que no llegan a dos mil pesos quincenales, ya es más de año que andamos recorriendo todas las instancias para que nos hagan justicia y no hemos logrado nada, por eso estamos protestando de nueva cuenta y lo vamos a seguir haciendo hasta que nos hagan justicia”, sentenció Sergio Ariel Razo, del Hospital General de esta capital y quien encabeza las protestas.

Explica que ya es más de un año pidiendo la basificación y sobre todo un salario digno:

“Estamos trabajando bajo protesta en el Hospital General, tenemos años como trabajadores de enfermería pero sólo como eventuales, nos hemos ganado cada base laboral, por eso estamos protestando. Nos ha recibido el Secretario de Salud Norberto Treviño García Manzo, pero no hemos logrado nada en concreto, por eso llegamos a Casa de Gobierno pidiendo que nos hagan justicia”.

La protesta representa los intereses de casi tres mil trabajadores de la salud que padecen todo tipo de agravios laborales: “No tenemos salarios dignos, ni prestaciones, mucho menos respeto a nuestro trabajo”, enfatizó.