Por: Antonio Yong

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La directora del Sistema Integral de la Familia (DIF), en Tamaulipas, Omeheira López Reyna, informó que se buscará gestionar en coordinación con el DIF Nacional recursos económicos que ayuden a dar atención a los niños y jóvenes que pudieran ser deportados por el Presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Señaló que se reforzarán dos estancias ubicadas en la frontera tamaulipeca y que serán exclusivas para dar atención a los niños, acompañados y no acompañados que sean deportados por el país vecino.

Estimó que el recurso será utilizado para equipar dos centros de atención a deportados y migrantes en Reynosa y Matamoros.

El recurso necesario para dicha modernización afirmó que es de tres millones de pesos.

“Tenemos considerado dos servicios focalizados, ofrecer mayor modernización a los centros de Reynosa como de Matamoros, las casas que tenemos de asistencia estarán adaptadas una de ellas para poder brindar asistencia a migrantes, niños no acompañados y poder dar atención médica y alimentación inmediata”, citó.

Explicó que cada Centro de Atención a Menores Fronterizos (CAMEF), de la zona fronteriza del Estado tiende a recibir distintos porcentajes de niños. En este sentido, recordó que es el CAMEF de Reynosa el que más recibe niños migrantes no acompañados.

Las nacionalidades que más pasan por el Estado son de El Salvador, Guatemala y Honduras.

“En promedio de tres millones exclusivamente para poder apoyar la asistencia permanencia de estos menores no acompañados”.

El registro de edad de menores migrantes no acompañados asciende actualmente entre cuatro y seis años.