Por Andrés A. Ramírez Acosta

Luego de que el domingo por la noche cayera una fuerte tromba en el municipio de Nuevo Laredo, la cual registró 5.8 pulgadas de lluvia que provocó el desbordamiento del Río Salado, el Gobernador Egidio Torre Cantú anunció que de acuerdo a los reportes en estos momentos los niveles de agua comenzaron a bajar.

Entrevistado en el Tecnológico de Ciudad Victoria a las 11:28 horas, Torre Cantú dijo: “siempre hemos estado muy atentos a la emergencia, con todo esto que se generó en el norte del Estado, de hecho ya se habló con el presidente municipal, precisamente para ver si necesitaba algo adicional o para ver cómo estaban las cosas y bueno afortunadamente, las aguas están volviendo a su nivel”.

Cabe mencionar que la tromba afectó a 13 colonias, entre ellas la Voluntad y Trabajo número 4, Los Olivos, la Cavazos Lerma, la Alazanas, Campanario, Nueva Victoria, Nueva Era, Lomas del Río, ISSSTE, la Francisco Villa y Villas de San Miguel.

El meteoro además que provocó que 38 familias de La Gloria estuvieran incomunicadas, además de que 53 personas se refugiaron en los albergues temporales del Ayuntamiento.

Por lo que el Gobernador manifestó que desde la contingencia, su administración ha estado al pendiente de la situación, al existir una estrecha coordinación entre Gobierno municipal y el Estado.