La tercera parte de la población de Tamaulipas padece hipertensión arterial, es decir, más de un millón de personas, pero el 30 por ciento no lo sabe aún.

El subsecretario de Calidad y Atención Hospitalaria de la Secretaría de Salud, Américo Villarreal Anaya, informó que a través del rastreo de población que se realiza el personal de los centros de salud, se ha encontrado que el 33 por ciento de los tamaulipecos tiene la presión arterial alta, lo que está por arriba de la media nacional que es de 31.4 por ciento.

“Hace cinco años andábamos en 28 por ciento de la población hipertensa. El promedio nacional es del 31.4 por ciento, y en Tamaulipas es del 33 por ciento, o sea, se ha caracterizado también que la población en nuestra república, en las regiones del norte, tienen más prevalencia en los padecimientos crónicos no transmisibles”.

“En encuestas de salud a nivel nacional, en enfermedades crónicas no transmisibles, hemos visto en los diferentes quinquenios que así como va aumentando la prevalencia en obesidad y sobrepeso, y con diabetes, también han aumentado los hipertensos”.

En conjunto con la diabetes, la hipertensión es la enfermedad crónica no transmisible, que más afecta a la población del estado.

Sin embargo, del millón de tamaulipecos afectados, el 30 por ciento no lo sabe, ya que no se ha hecho chequeo médico alguno.

“Hay muchos pacientes que debemos estar atentos, porque sabiendo que hay hipertensos, ellos mismos desconocen que son hipertensos, aproximadamente un 30 por ciento de esas personas”.

“Se hacen estudios de rastreos poblacional y se da cuenta uno de la prevalencia de esa enfermedad, pero el 30 por ciento, una tercera parte, no sabe que es hipertenso porque no se ha ido a checar con el médico”.

El cardiólogo expuso que los factores que propician la presión arterial alta son el sedentarismo, la obesidad, los de hábitos alimenticios, y la ingesta excesiva de sal.

Las consecuencias son daños a órganos como el corazón y riñones, e incluso puede ocasionar la muerte.

Villarreal Anaya dijo que la Secretaría de Salud de Tamaulipas tiene una estrategia para detectar y atender a los pacientes hipertensos.

“Ahora con la iniciativa del doctor Norberto García Manzo de Centros de Salud con Calidad Humana y Resolutivos, pues se están haciendo levantamientos y censos de la población para tener una pirámide poblacional por edad y tener características de la misma y poder estar identificando, con visita de campo, a cada uno de los tamaulipecos que viven circunscritos a cada centro de salud, para identificar a cada paciente hipertenso, y que se pueda estar manejando desde su centro de salud con medidas de prevención y promoción”.

“Tenemos por lo menos ocho o diez formas diferentes de poder controlar la hipertensión arterial a través de medicamentos que funcionan a través del sistema nervioso central, afectan la función de la capacidad contráctil del corazón, la forma de los vasos, la cantidad de volumen de sangre que guardamos, la actividad renal que tiene que ver con muchos mecanismos de control arterial y por lo tanto podemos establecer terapéuticas controlando los diferentes mecanismos que regulan la presión arterial y tener los efectos que deseamos para bajar las cifras de presión arterial”.