Por: Eduardo Castillo Mtz.

Padres de familia de los alumnos acusados de haber hackeado la pagina web del Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria, informaron haber interpuesto un amparo ante el Juzgado Primero de Distrito en esta capital, para apelar la expulsión de los educandos, pues consideraron injusta la decisión.

Apostado en un conocido restaurante de Ciudad Victoria, Juan Carlos Chío Urbina, padre de Juan  Carlos Chío Peña, alumno del Tec-Victoria, de la carrera de Ingeniería Mecánica, aseguró que los jóvenes fueron suspendidos sin ningún documento oficial de por medio y en el más oscuro de los escenarios.

“Le acaban de notificar el pasado viernes 20 de noviembre una suspensión no sé si definitiva… En virtud de que le apareció en el sistema informático acreditada una materia que él no tenía aprobada… Considero que es injusta tanto la manera, la forma y el desarrollo que ha llevado a cabo el propio director de la institución…”, indicó.

Dijo que el error de la institución es hacer las cosas en la ilegalidad, y una ellas fue que el Jefe del Departamento de Servicios Escolares, se negó a proporcionar el documento oficial de la suspensión, dando pie a el amparo ante el agente del Ministerio Público de la Federación en turno en esta ciudad.

“Estamos solicitando un amparo indirecto en contra de la citada suspensión ante el Juzgado Primero de Distrito en esta capital, también tenemos presentada una denuncia ante el órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación Pública y ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos”, señaló.

Imposible que estudiantes hayan podido lucrar con el sistema del TEC.

Aseveró que las acusaciones son además de falsas, irrisorias, puesto que ni su hijo ni él son expertos en sistemas de cómputo, “Es obvio que quienes tienen el problema están ahí adentro, y un problema generado de esta magnitud, yo tengo entendido que de perdido son 700 casos, y no son los 28 que dice el director”, subrayó.

“Yo voy a justificar dentro del procedimiento penal federal que está instruido en contra del Director Fidel Aguillón Hernández, y del Jefe del Departamento de Servicios Escolares, Adalberto García Morales, todas las irregularidades que existen y que derivaron en esta ilícita suspensión”, añadió.

¿Hay corrupción dentro del TEC?

“Definitivamente, ahí no hay mucho elemento que buscar, desde el momento en que el director está minimizando la situación de corrupción que impera…”, respondió.

¿Difícil que haya sido un hacker?

“Esto no fue un hacker, esto fue una mala repartición por ahí, alguna inconformidad de alguien, porque de otra manera cómo te explicas que haya vulneración de un sistema informático cuando en la propia institución hay gente o se da esa carrera y hay gente especializada, es poco probable, casi imposible hackear a alguien que se dedica precisamente a la materia”, concluyó.

nota tec (1)