La alcaldía de Victoria y la Secretaría de Salud comenzaron la vigilancia afuera de las escuelas para impedir la venta de comida chatarra, según información difundida por la regidora titular de la comisión de Tianguis y Mercados, Elsa Margarita Garza Charles.

Afirmó que este operativo se realiza por personal de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) y la Jefatura de Inspección Fiscal del Ayuntamiento de Victoria.

“Se lleva ya un operativo fuera de los planteles educativos y que también contempla edificios donde laboran burócratas y es para que vendedores ambulantes no vendan comida con altas calorías”, dijo.

Garza Charles señaló que la inspección se hace de manera aleatoria, y cuando detectan a personas ambulantes vendiendo comida chatarra, se le invita a reubicarse a una distancia prudente de la salida de la institución.

“Todo lo que se relacione con productos de esa naturaleza no se puede vender fuera del plantel, pero alimentos como sándwiches, lonches o frutas sí tienen una consideración y pueden estar a la venta al público”, afirmó la regidora.