Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- Reunidos en el foro “Reflexión desde las víctimas”, los colectivos independientes de Tamaulipas exigen al equipo del próximo gobierno federal, promover la justicia “y no el perdón”, en el caso de las desapariciones forzadas ocurridas en este Estado.

Este foro se realizó de manera alterna, luego de que las víctimas de la delincuencia en Tamaulipas y los familiares de desaparecidos, fueron excluidos de los foros “Escucha” que organiza Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.

Los deudos de desaparecidos y las víctimas de la violencia, se reunieron en el auditorio de la Facultad de Ciencias, de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en Ciudad Victoria, para fijar su postura de rechazo sobre la amnistía planteada por AMLO.

Guillermo Gutiérrez Riestra, presidente del Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos de Tamaulipas, sostuvo que el futuro Gobierno debe reconocer la guerra que se vive y considera que el perdón corresponde otorgarlo exclusivamente a las víctimas: “no puede beneficiarse a las autoridades que cayeron en la omisión”.

Asimismo, declaró: “Tamaulipas representa desafortunadamente el Estado con mayor número de desaparecidos y homicidios, ni todos los estados del noreste del país juntos tienen estos problemas”.

Por su parte, Geovanni Barrios Moreno, presidente del Colectivo Justicia por Tamaulipas, dijo que es inaceptable que no se haya considerado al Estado en estos foros, luego que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Reynosa es la ciudad más insegura del país.

Agregó que es insultante que se vayan a llevar a cabo dos eventos en el penal de Reynosa, “el mensaje que captamos es que es más importantes las propuestas de aquellos que nos han afectado nuestra vida y entorno social que a nosotros mismos y eso es inaceptable porque se debe privilegiar a las víctimas”.

A su vez, Luisa Álvarez, académica de la UAT, advirtió varios de los riesgos que se están viviendo y dejó sobre la mesa varías interrogantes que sean generado desde el inicio de una guerra que se emprendió el sexenio de Felipe Calderón.

Citó el momento en que se elevó a rango constitucional el crimen organizado y se impone a quien reincide en un delito, incluso el que haya robado: “hay que ver en qué términos se inició en esa guerra que inició Felipe Calderón y la continuó Enrique Peña Nieto”, expuso.