Durante el primer trimestre del año los más de 120 locatarios del mercado Argüelles no han sentido una recuperación económica importante, aseguró Marina Pérez Hernández.

La representante de los locatarios señaló que las ventas de alimentos, artesanías y demás productos han sido mínimas, registrando una baja en las comercializaciones de hasta un 40 por ciento en comparación con el año pasado.

“No nos ha ido nada bien, la gente no quiere gastar y solo compran los indispensable; nosotros pensamos que este año si se iba a levantar el comercio, pero tristemente vemos que la realidad sigue siendo la misma”, aseguró.

Añadió que otro factor que provoca que el comercio del inmueble no pueda mejorar es la instalación desmedida de parte de vendedores ambulantes en las calles aledañas al mercado.

En este sentido, explicó que en esta zona son comerciantes ambulantes lo que “acaparan” el lugar, afectando a más de un centenar de familias que dependen de los negocios ubicados en el interior del histórico inmueble.

“Cada día vemos con tristeza como llegan más y más vendedores sin que nadie les diga nada, es necesario que la autoridad municipal le ponga un alto a esta situación”, concluyó.