CIUDAD VICTORIA.-El gobierno de Tamaulipas ha pagado 7.5 millones de pesos en la liquidación de más de 150 elementos de la Policía Ministerial que fueron enviados al Estado de Durango y no aprobaron los exámenes de avaluación.

Miguel González Salúm, secretario de Finanzas en la entidad, dijo que en las arcas aún se cuenta con un “colchón” de cincuenta millones de pesos para hacer frente a un mayor número de elementos que no acrediten.

El funcionario estatal destacó el interés del Gobierno que encabeza Egidio Torre Cantú para coadyuvar en el terreno de seguridad como lo ha demandado el Gobierno Federal.

En ese contexto dijo que no se escatimará para soportar el costo en el proceso de depuración de cuerpos de seguridad, algo en lo cual el ejecutivo estatal ha sido muy claro.

Según reportes preliminares dados a conocer por la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas a la fecha suman unos 150 elementos ministeriales que no aprobaron los cursos de evaluación a los que son sometidos en el estado de Durango y debieron retornar para ser liquidados.

ejb