CIUDAD VICTORIA.-El Obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, aseguró que en Tamauipas no hay denuncias en contra de sacerdotes por casos de pederastia.

González Sánchez dijo que en los 18 años que lleva al frente de esta sede no se ha denunciado ningún caso sobre abuso de menores por parte de los sacerdotes, al menos no oficialmente.

En conferencia de prensa para difundir actividades conmemorativas al 50 aniversario de la instalación de la Diócesis con sede en esta ciudad, el Obispo admitió que la pederastia dentro de la iglesia es un problema real, pero no a todos se les debe medir con la misma vara.

Dijo que son más los casos de abusos contra menores que comete la sociedad que el número de casos que hay dentro de la Iglesia Católica, porque aquí dijo tiene mucho que ver el poder mediático.

“Gracias a Dios no habido ningún caso de pederastia de sacerdotes”, expresó, y agregó que los casos que hay en el país y en otros lados del mundo “gracias a los medios” si afecta la imagen de la Iglesia Católica.

Y es que para el obispo de esta ciudad a los medios de comunicación les llama más la atención que un representante de una institución religiosa cometa un delito que cualquier otro mortal.

Insistió en que en Tamaulipas no se ha conocido oficialmente de este tipo de abusos y recordó que en los seminarios durante la preparación de los sacerdotes se les realizan algunas evaluaciones sobre su personalidad para detectar esas conductas.

ejb