El administrador local del SAT, Edgar Eliazar Ayala Cervantes, sugirió a los nueve mil pequeños contribuyentes que no han actualizado su situación fiscal, se acerquen de manera espontanea, porque están por requerirlos y pueden ser multados económicamente.

Dijo que para mediados del presente mes serán solicitados por última vez a los morosos ya que han hecho caso omiso a otras invitaciones y no han acudido actualizar su situación fiscal o a concluir la suspensión de actividades.

No descartó que de estos nueve mil contribuyentes varios suspendieron su actividad empresarial o en el peor de los casos, fallecieron.

“…pero como desconocemos su situación fiscal, los estamos invitando por última vez antes de que sean requeridos y multados por omisos”.

Señaló que a través de las rutas de atención móvil que hacen en los municipios de la jurisdicción, el SAT pedirá directamente a las presidencias municipales un informe a efecto de saber si la persona continua con su negocio, si vive y así poder actualizar la base de datos del Servicio de Administración Tributaria.