Por: Andrés A. Ramírez Acosta

 

El Subdirector de Conservación de infraestructura del municipio, Luis Núñez Ríos, señaló que tras las lluvias registradas en Ciudad Victoria a causa de la tormenta tropical “Ingrid”, se vieron afectados 13.5 mil metros de pavimentos.

“Como siempre lo hemos dicho, el agua es el enemigo número uno de los pavimentos  asfálticos”, señaló este día a las 9:00 horas instalaciones de Comapa.

A su vez, explicó que de los 90 mil metros de pavimento que se han hecho en este año, solamente el 15 por ciento de ellos se vio afectado.

“La realidad es que al terminar el periodo anterior se dio un plus para dejar la ciudad en buen estado”.

El funcionario explicó que existen aún calles que se encuentran devastadas por el agua que pasó: “nos quedan algunas calles que definitivamente las aguas, como fueron muy extraordinarias, sigue brotando agua por diversas vialidades”.

Con esto reconoció que las innumerables corrientes de agua que se pueden observar por diferentes sectores y calles de la ciudad, no se deben propiamente a fugas de la red de agua, sino a veneros naturales que se formaron y que siguen expulsando el vital líquido al estar saturados los mantos freáticos de la ciudad.