Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Una solitaria maestra que dice haber sido injustamente removida de su actividad docente, se manifestó a fuera de Palacio de Gobierno para hacerse escuchar.

Esperanza Huerta Quintero, dijo llamarse la “mentora” que con mantas y sus zapatos gastados como muestra de su largo andar por las dependencias educativas, decidió hacer un campamento provisional con la esperanza de conseguir una audiencia con el mandatario estatal.

La maestra relató que desde el año 2007 le suspendieron su salario porque dejó de asistir a sus labores en espera de una reubicación.

“Yo soy profesora y licenciada en educación preescolar y soy de Padilla y he sido muy perjudicada”, expresó sin aportar más información que unas mantas exigiendo justicia.

Insistió en que desde hace seis años ha recorrido todas las áreas administrativas de la Secretaría de Educación en busca de una respuesta, pero nada.

Mostrando unos zapatos gastados de la suela, la maestra insistía en ser víctima de una injusticia que la llevó a protestar de manera solitaria hasta Palacio de Gobierno de Tamaulipas. La mujer no se mostró agresiva, ni tampoco hizo ningún intento por ingresar al edificio.

“Solo quiero una audiencia con el señor gobernador o con el señor Herminio Garza”, insistía al tiempo que colocaba sus mantas con consignas y sus zapatos viejos, “ nadie quisiera estar en mis zapatos”, finalizó.

vmp