Ante el cierre de las actividades gubernamentales por motivo del periodo vacacional, el grupo de maestros inconformes con la reforma educativa y que realizaban un plantón en esta capital, decidieron retirarse hoy de la plaza de palacio de gobierno y aprovechar de una vez los días de receso laboral.

Al respecto, Moisés Cantú Coronado, uno de los mentores inconformes, dijo que esperan regresar el próximo dos de agosto para tratar de reunirse con el gobernador Egidio Torre Cantú, y que será la base magisterial la que decida si regresan o no al reinicio de clases, dependiendo de la respuesta del mandatario estatal.

“Todo va a ser tocante a la respuesta del gobernador o a la efervescencia de las bases magisteriales, ellos tomarían la decisión porque son sus derechos los que se estarían lesionando”.

Señalaran que a pesar de que ayer fueron atendidos por funcionarios de la Subsecretaría General y de la Secretaría de Educación, al final no solo no tuvieron la respuesta que buscaban sino que, los representantes del Estado no supieron aclarar las dudas en torno a la Evaluación Educativa.

Cantú Coronado citó como ejemplo que ni siquiera el titular de Evaluación en la SET, Macario Reyna, supo explicar los parámetros que están utilizando para la selección de los maestros que van a ser evaluados:

“Supuestamente la Ley dice que serán evaluados los maestros que tienen de seis a veinte años de servicio, y aquí hay compañeros que tienen hasta 30 años y también fueron seleccionados”.

Además, la ley dice que tres meses antes de aplicar ese examen, los maestros sujetos a la evaluación tendrían que haber recibido cursos de capacitación “lo cual tampoco han cumplido”.