Para el Magistrado del Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito Federal, Gonzalo Higinio Carrillo de León, las uniones entre personas del mismo sexo deberán ser respetados por cualquier juez federal o local, toda vez que es un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Consideró que este asunto en lo particular “es mediático, porque culturalmente hablando, estamos acostumbrados a que el matrimonio es entre personas de distintos sexos, sin embargo este precedente de la Suprema Corte viene a cambiar la forma en la que concebíamos las cosas.”

que a partir de este dictamen, será responsabilidad de las legislaturas estatales, que son las que regulan la institución jurídica de la familia, quienes tendrían que hacer los ajustes si lo consideran necesario, “sino lo hacen ahí estará el juicio de amparo para beneficiar a cualquier pareja que considere el derecho de enlazar su vida de esta manera”.

Magistrado de Circuito del Poder Judicial de la Federación, consideró que tarde o temprano habrá un proceso de socialización, de sensibilización como ocurre siempre cuando hay un cambio de modelo jurídico, y con el tiempo, esta idea decantará a la sociedad y las autoridades tendrán que hacer lo propio para no estar teniendo la necesidad de estar acatando sentencias de amparo.”