El mayor retirado y ex director de Seguridad Pública y Vialidad, Jorge Alberto Díaz Álvarez, dijo hoy haber sido cesado como si fuera un delincuente, y responsabilizó a las autoridades de cualquier daño que pueda sufrir él o su familia.

“Los hago responsables de la seguridad de mi familia en el DF (Ciudad de México) y de mi persona en Ciudad Victoria, y esto lo voy a denunciar ante los medios internacionales, ante Derechos Humanos, Amnistía Internacional y todo eso”, expuso.

Díaz Álvarez también aseguró que ayer fue desalojado de su oficina y de su puesto de mala manera, “Me desalojaron como un vil delincuente, me desalojaron en forma cobarde, cambiaron las chapas y no me dejaron retirar siquiera mis pertenencias personales porque yo ahí vivo, a ustedes les consta que estaba siempre trabajando ahí”.

El ex funcionario local dijo además que fue obligado a firmar su renuncia después de que denunció a sus superiores el haber recibido amenazas contra él y contra su familia.

Argumentó que si desarmó al escolta con el que tuvo el incidente, fue porque un testigo le hizo saber que lo espiaba para dar su ubicación a los agentes de Tránsito que estaban inconformes con él.

Díaz Álvarez dijo que los problemas se multiplicaron en la Dirección de Tránsito por falta de equipo para trabajar, lo que le motivó a comprar dos computadoras con su dinero, y estar a punto de comprar vehículos en abonos, para tener patrullas.

Al afirmar que se considera una víctima, consideró que su cese y las denuncias en su contra constituyen un ataque político contra el alcalde Alejandro Etienne Llano.

En conferencia de prensa en el hotel City Express de esta ciudad capital, dijo: “quiero asumir mi propia defensa y limpiar mi imagen ante tantos rumores entendidos hacia mi persona y hacia mi trabajo que desempeñé lealmente”.

Agregando, “Soy el más leal de los colaboradores, los militares no somos políticos, somos gente de honradez y lealtad inquebrantable. Me invitaron a trabajar aquí y lo hice de todo corazón”.

 

El presentó su renuncia con carácter de irrevocable: Rafael Rodríguez, Secretario del Ayuntamiento

La renuncia de Jorge Alberto Días Álvarez a la dirección de Seguridad Pública y Vialidad en Victoria es con carácter de irrevocable, asentó el secretario del Ayuntamiento Local, Rafael Rodríguez Salazar.

“Él presentó su renuncia con carácter de irrevocable, fue aceptada y no hay marcha atrás en esa decisión, lo que él solicita”, declaró.

Explicó que la decisión fue acordada y se aceptó debido a que el mayor aceptó haber perdido su liderazgo ante el personal a su cargo.

“A él se le planteó la situación en la que estaba, en la que se encontraba y se analizó y que bueno existía ya, una pérdida de su liderazgo como mando y director del área porque los elementos de tránsito ya no lo respetaban como un líder, como el director de la misma…”.

Rodríguez Salazar dijo que era evidente que al perder mando y liderazgo se carecía del requisito indispensable para desempeñar la función.

“Se dejó a él que tomara la decisión, y él tomo la decisión de firmar su renuncia la cual fue aceptada”, comentó.

El funcionario municipal reveló que este día llevarán a cabo la entrega recepción en las oficinas del 2 Zaragoza con la presencia de testigos.