Dr. Jorge A. Lera Mejía

Este lunes, Inegi dio a conocer el corte oficial de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía mexicana, al segundo trimestre del 2019.

Para el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la economía mexicana está en recesión técnica en la primera mitad del año, revelan sus propias cifras corregidas, que informó que en el cuarto trimestre de 2018 y en el primero y segundo de 2019 se registraron caídas continuas de 0.1 por ciento.

Técnicamente, al registrarse dos o tres caídas continuas del PIB se reconoce que la economía de un país pasa de desaceleración, estancamiento a recesión.

De acuerdo con analistas, una recesión técnica implica acumular dos caídas consecutivas del Producto Interno Bruto (PIB) trimestral ajustado por estacionalidad, que en este caso sumaron tres.

Inegi también ajustó a la baja las cifras de crecimiento del PIB durante el tercer trimestre del año, con lo que pasó del alza trimestral de 0.1 reportada en octubre, a 0 por ciento hoy, lo que refleja que la economía mexicana se estancó en el periodo julio-septiembre.

De acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad, por componentes, el PIB de las actividades primarias aumentó 3.3 por ciento y el de las terciarias en 0.1 por ciento, en tanto que el de las secundarias disminuyó 0.1 por ciento en el trimestre julio-septiembre frente al trimestre previo.

Desde una perspectiva anual y con base en cifras sin ajuste estacional, el PIB cayó 0.3 por ciento en el tercer trimestre de 2019, con respecto al mismo periodo de 2018, con lo que sumó dos caídas anuales continuas.

Al interior, las actividades primarias avanzaron 5.4 por ciento anual y las terciarias 0.1 por ciento, mientras que las secundarias retrocedieron 1.4 por ciento.

Con esta información, en el acumulado enero-septiembre, la economía mexicana tuvo un crecimiento nulo, al registrar una variación de cero por ciento; es decir, se estancó.

IGAE: El indicador Global de la Actividad Económica, en septiembre de este año tuvo una tasa de decrecimiento por 0.4%.

En conclusión: En los primeros nueve meses de 2019, el crecimiento ha sido nulo. El PIB de la segunda potencia latinoamericana. La economía cayó un -0.1% en los primeros 6 meses y solo avanzó un 0.01% (técnicamente 0) en el tercer trimestre.

Los resultados deja mal parada a la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador, que prometió crecer a un ritmo del 4% anual durante su gobierno.

La teoría económica marca que una economía debe crecer al menos en la tasa de crecimiento de su población más el impacto de la inflación anual, por lo que México mínimo debe crecer a un ritmo del 2.3% como lo hizo en los últimos 2 gobiernos  este implica un claro estancamiento en tiempos que nuestro socio EE.UU. ha crecido, por lo que esta crisis es totalmente hecha en casa por este gobierno de las transformaciones…