Por: Ricardo Bocanegra

En la capital del estado, uno de tantos problemas al que se enfrenta el ciudadano, es el pésimo estado en el que se encuentra el transporte público y el reciente incremento que consta de $9.00 pesos para adultos y $6.00 por estudiantes.

Nos dimos a la tarea de recorrer algunas de las calles de la entidad, abordando algunas de las tantas rutas, para una vez más corroborar el estado en que se encuentran estas unidades.  Desgraciadamente pudimos observar como efectivamente se encuentran en mal estado, y no solo por el exterior, sino que en el interior también se observa como están demasiado dañadas, sucias y el conductor no siempre obedece el reglamento, ya que si analizáramos detalladamente el reglamento de tránsito municipal,  nos daríamos cuenta de las tantas infracciones que comenten tanto como los conductores al no acatar el reglamento y hasta las unidades, que no se encuentran en el estado que marca el mismo para poder circular.

Algunos de los conductores, contestaban su teléfono celular mientras conducían, manejaban a exceso de velocidad, el volumen del autoestéreo era demasiado alto, y hasta no respetaban la luz roja en algunos cruceros.

Cabe destacar que en una de las unidades que abordamos sufrió desperfectos mecánicos, por lo cual tuvimos que descender de la misma y esperar para abordar otra. Y la pregunta que nos hacemos la mayoría de los ciudadanos es ¿Cómo pasó la revisión mecánica?

Entrevistamos a uno de los usuarios y nos comentó “Yo a diario utilizo el micro, pero la verdad estoy muy inconforme con los aumentos, porque siempre nos dicen que son para modernizar las unidades y nadamas no hacen nada”

Invitamos a las autoridades correspondientes a tomar cartas en el asunto, ya que es un problema muy grave, con el cual tienen problemas cientos de usuarios día con día.