Por Alejandro Echartea

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-El Obispo de la diócesis de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, consideró que el caso de ‘Bullying’ en el que desafortunadamente perdiera la vida el estudiante de primero de secundaria de 12 años de edad, Héctor Alejandro Méndez, fue un homicidio.

No obstante el obispo de Ciudad Victoria rechazó responsabilizar a una persona sobre este caso, “nuestra sociedad se está acostumbrando a disfrazar ciertas cosas, por ejemplo a los discapacitados se les dice ‘con otras capacidades’ a los ancianos se les dice ‘tercera edad’ o ‘adultos mayores’, aquí tenemos que distinguir que una cosa es ‘Bullying’ –que ha existido toda la vida desde que fuimos estudiantes nosotros-, y otra cosa es un delito”.

“Me parece a mí que lo que pasó con este niño es un delito”, y reiteró, “yo creo que el ‘Bullying’ es una cosa y el delito o el homicidio como el caso de este niño yo creo que son dos cosas totalmente diferentes, tenemos que cuidar muy bien los término que usamos”.

ejb

Antonio González mencionó que esto responde a la pérdida generalizada de valores que como sociedad enfrentamos día a día, “el maestro tenía una autoridad frente a los padres de familia y frente al alumno, tristemente hoy el maestro ha perdido esa autoridad y por ejemplo a papá y a mamá, cuando el maestro les dice que su hijo o su hija hizo algo malo el papá o la mamá dice ‘no es cierto, mi hijo no puede hacer nada’, aquí los padres de familia tienen que devolver al maestro la autoridad que antes tenía”.

En este sentido consideró que la principal educación es la que se imparte desde la casa y que desde ahí se tiene que reforzar la inculcación de valores para que al llegar a la escuela los niños y los jóvenes lleguen con una base sólida, “la primera educadora de valores es la familia, si el hijo en la casa no recibe valores, no aprende a respetar a los demás, no aprende a ser educado, entonces la escuela no lo va a hacer tampoco”.

Finalmente consideró que el problema del ‘Bullying’ no se soluciona solo creando nuevas leyes sino con la enseñanza de valores desde el seno familiar, “ya se está hablando que van a reglamentar y van a hacer leyes, no se resuelve formulando leyes, hay que llegar por otros medios, una buena educación familiar y que los maestros sean cada vez más capacitados”.

ejb