En Tamaulipas hasta el momento no existe ningún marco regulatorio, ley o norma que de manera específica obligue a las autoridades a darle atención a los adictos a solventes y al alcohol que sean detenidos por la autoridad policiaca, como los que son referidos al Dos Zaragoza.

El presidente de la Comisión de Salud en el Congreso, Alfonso de León Perales, reconoció que en sí no es una falla que día a día se presenten este tipo de casos, sino que en el fondo es la carencia de una ley que obligue a darles el tratamiento adecuado para su adicción, incluso a pesar de que hay algunos que han sido detenidos hasta 150 veces.

“No es una falla, es una carencia de una ley que igual pasa en muchos de los municipios, es una carencia de una ley que regule el actuar de todos tanto los afectados como el mismo estado, personal de salud, las secretarías, es un abordaje integral porque hay más de fondo”, dijo.

Y aunque señaló que él en lo particular interpuso una iniciativa en el Legislativo para atender la salud mental, su propuesta sólo llega a contemplar la necesidad de infraestructura; es decir, sólo contar con los inmuebles para hacerlo.

Ello, significa que de manera específica no se ha hecho visible la problemática que viven día a día los adictos a solventes y al alcohol, que debido a la gravedad de los casos son aprehendidos y llevados a las corporaciones locales en la mayoría de los municipios. Aquí en la capital, por ejemplo, son trasladados al Dos Zaragoza.

“Tenemos interpuesta una iniciativa para que se establezca la ley de salud mental y uno de los rubros que contempla es la farmacodependencia, aquí es muy complejo porque no todo involucra la realidad, cómo se respetan los derechos humanos, es un asunto de seguridad, de salud, de los municipios, por eso, es importante que ataquemos el tema, lo abordemos y busquemos las soluciones a manera que tengan las mayores garantías”, señaló.

En su propuesta sólo se contempla infraestructura, que al menos es la carencia en cuanto a este rubro de la salud mental que no existe, no sólo para trastornos mentales puros, sino los ocasionados por las drogas, tener las condiciones favorables que puedan darle un manejo y darle las terapias

Y aunque insistió en lo que se requiere es de un abordaje integral, tampoco propuso algo en específico pues no está contemplado en su agenda legislativa, al menos al momento, esta situación que afecta a este tipo de personas diariamente.