Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

Con la facilidad de tener en las redes sociales un aliado estratégico, muchos ciudadanos han encontrado en la virtualidad, una manera de hacer crecer sus hobbys, mismos que les representan ingresos extras a través de la venta de distintos artículos.

Sin embargo para los especialistas, los negocios que venden zapatos, pulseras, perfumes e infinidad de productos en línea, siguen siendo informales, pero corresponde a las autoridades en la materia, orquestar medidas para invitarlos a que regularicen su situación fiscal.

Entrevistado a las 10:00 horas de hoy en un conocido centro social de la ciudad, el especialista en administración, Dr. Jesús Lavín Verastigui, dijo que es necesario instrumentar medidas para incorporar al comercio al informal al sistema de impuestos.

“Es fundamental tratar de vincular esto y relacionarlo con el porcentaje de desempleo, porque haciendo legales los negocios, pueden tener acceso a programas de apoyo que existen y contribuir a generar más empleos mediante la cultura emprendedora”, indicó.

Refirió que el comercio informal es representativo en la comunidad y precisamente porque  no tienen obligaciones fiscales y mucho menos jurídicas, es que estos pequeños negocios están en desventaja competitiva ante los negocios formales.

“Si es un problema, porque al no pagar impuestos, la tendencia es de desventaja de los mismos negocios informales aunque parezca lo contrario; ahora la tecnología les ha permitido popularizarse tanto, que ya no existe freno para contarlos por ejemplo”, admitió.

Finalmente, comentó que al entrar en la legitimidad, los informales estarían en el tema de las Pymes, entidades que son el futuro para la economía del país, “por eso hay que fomentar la creatividad para la creación de empresas, y eso es algo que están haciendo las universidades muy bien hoy en día”.