Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

Luego de la renuncia inesperada del papa Benedicto XVI, jerarcas de la iglesia católica en Ciudad Victoria, han salido a la luz pública para negar que exista una crisis en la religión con más fieles en el planeta.

Entrevistado a las 16:00 horas de ayer en la plaza Juárez de esta ciudad, el obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria,  Antonio González Sánchez, dijo que desde la cúpula del Vaticano se ha hecho frente a problemas que pueden dañar a la comunidad católica del mundo.

Sostuvo que situaciones en las que miembros de la iglesia católica, son acusados de pederastas si existen, pero en realidad la Iglesia jamás lo ha negado y es más los ha enfrentado y castigado.

Comentó que la renuncia del papa Benedicto XVI, no de debió a situaciones que dejen ver una crisis de esta religión por problemas internos en el vaticano, más bien es por el relevo generacional que es normal en cualquier ambiente.

Finalmente, señaló que aunque los casos de pederastas en las iglesias católicas son pocos, lamentablemente siguen ocurriendo, pero tampoco es en la dimensión como la opinión pública los ha señalado en su momento.