Ciudad Victoria, Tamaulipas,– José Alberto López Fonseca, líder del PAN en Tamaulipas, dijo que no es momento de aplaudir a la Federación por las acciones de seguridad anunciadas ayer, más bien debemos esperar los resultados y evaluar el desempeño de un Gobierno que constitucionalmente, está obligado a brindar seguridad a los ciudadanos.

El presidente del Partido Acción Nacional en Tamaulipas, expuso que después de la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, desarrollado ayer en el municipio de Tampico, hasta ahora sólo hay anuncios de la forma en que van a devolver la tranquilidad al estado, sin embargo dista mucho de la realidad que se vive en la entidad.

“No debemos olvidar que el gobierno federal está obligado constitucionalmente a brindar seguridad a los ciudadanos, por lo tanto creo que no es momento de reconocer ni de aplaudir los anuncios que hizo ayer el Secretario de Gobernación. Vamos a esperar a ver los resultados y hasta entonces evaluaremos el desempeño”, dijo.

López Fonseca, manifestó que la nueva estrategia de seguridad para Tamaulipas, no deja de ser un plan paternalista porque busca resolver desde el criterio federal, el problema de seguridad por el que atraviesa la entidad, pero en el fondo no hay un interés por respetar la soberanía, y contribuir con el estado para restituir el clima de tranquilidad.

“¿Qué va a pasar cuando la Federación se vaya? Vamos a seguir necesitando de ellos, y eso se llama paternalismo disfrazado, porque están proponiendo que la Sedena tome el control de los cuerpos de inteligencia del estado, y la Policía Federal tome el mando en las investigaciones que venía desempeñando la policía ministerial”, sostuvo el dirigente.

Dijo que por el momento no ven un plan nacional de Seguridad Pública, y las acciones que están tomando buscan resolver la problemática de manera parcial, como ya ocurrió con Michoacán y ahora con Tamaulipas.

ejb