Por: Alejandro Echartea

 

Sin existir la modernización al transporte público de por medio como exigía la Subsecretaría del Transporte en el Estado, la mañana de este martes entró en vigor el aumento al pasaje del transporte público el cuál homologará la tarifa vigente en todo el estado subiendo 1 peso en la franja fronteriza y 1.50 en el resto de la entidad para quedar en 8 pesos en general.

En este sentido y para conocer su opinión al respecto Últimas Noticias se dio a la tarea de entrevistar a los usuarios de este servicio público a las 9:20 horas de hoy en el paradero de microbuses de la COMAPA.

“Nomás que compongan los micros, están bien viejos, no sirven para nada”, indicó Humberto Larraga, trabajador y quién dijo usar dos microbuses al día por lo que a la semana gasta 65 pesos sólo en su pasaje. “Unos micros no traen ni asientos ni ventanas, primero que los arreglen y después de los aumenten”, agregó.

Por su parte el señor Arturo Olvera coincidió en que primero se deben de modernizar las unidades y pidió a los operadores del transporte público más educación a la hora de atender al pasaje: “nomás que den buen servicio y dentro de lo que cabe, lógico si nos gusta algo bueno también necesitamos pagarlo y si no sería mucho, así de fácil”. Consideró que a diario utiliza un promedio de cuatro micros por lo que con el aumento al pasaje tendrá que desembolsar 32 pesos diarios, “dentro de lo que cabe es duro pero qué más hacemos, así es la situación, así se presta”.

 

Afectada la economía familiar

Asimismo el señor Marco ‘N’ destacó que el aumento al pasaje no se justifica toda vez que el incremento salarial este año fue inferior al aumento del transporte público, “se me hace mucho lo que aumentaron porque imagínate muchas personas que agarran de dos, tres micros para llegar al trabajo pues es bastante y lo que están pagando de salario es mínimo, a la otra mejor nos vamos a ir caminando para no pagar el micro”.

Reveló que en promedio utiliza dos micros diarios para ir y venir del trabajo, “este micro está más o menos pero hay micros que la verdad no valen la pena por lo que están cobrando, está mal esto que están haciendo, están aumentando todo pero el salario sigue igual”.

La señora María Guadalupe Bautista coincidió con Marco ‘N’ en el sentido de que el aumento al pasaje fue superior al del salario mínimo, reflexionó que con esto la economía familiar se verá gravemente lesionada, “es mucho, que le suban 50 centavos nomás, si ganamos 60 o 70 pesos diario cuánto nos va a quedar en dos o tres pasajes, ahorita vamos al Seguro y llevo tres –pasajes-, pues ya me gasté el dinero del día”.

Demandó que los operadores de los microbuses primero den un buen servicio ya que denunció que siempre van a toda velocidad y no esperan a que el pasajero baje bien de la unidad, “no sé ni quién tenga la culpa, si los peseros porque los micros no sirven o las autoridades porque no les ayudan por las calles o los baches, ellos exigen para sus micros, aquí el que pierde es el usuario, el salario no sube, cuánto subió el salario y cuánto está subiendo el pasaje, el salario subió un peso y el pasaje está subiendo 1.50, ¿te imaginas?”, cuestionó.

El jubilado Sabino Martínez Verdines consideró que la situación no se presta para permitir este tipo de incrementos, apuntó que por su parte usa poco el transporte público pero aceptó que el incremento aprobado es exagerado, “nada más mire cómo está la cosa ahorita, no tenemos ni para irla pasando ahorita, está bien canijo ya ve cómo está la situación”.

Cabe mencionar que hacia el mediodía de este día algunos micros empezaron a exhibir el incremento al pasaje en el exterior de las unidades y de manera progresiva algunas rutas empezaron a cobrar el aumento estipulado por lo que varios pasajeros fueron tomados por sorpresa ante dicho incremento.