Redacción

Ciudad Victoria, 2 de junio.-A unas semanas de que concluya el ciclo escolar, padres de familia de la escuela primaria Club Rotario, turno matutino, cerraron la institución para exigir la destitución de la directora, Anabel Medina Cortez, a quien acusan de desvío de recursos.

En representación de los manifestantes, Ignacio Romero López, denunció que la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), mantiene en su puesto a la maestra, pese a que le fue negado un amparo.

“Hace pocos días nos enteramos que la maestra ya no tiene un supuesto amparo para que no la pudieran mover de la escuela, según nos enteramos, desde el 25 de febrero se le negó, entonces en la Secretaría de Educación nos dicen que tiene otro amparo por otro problema, pero eso no nos incumbe”.

Dijo, que cuentan con las pruebas necesarias para demostrar la culpabilidad de Medina Cortez, de que ha cometido excesos y ha sacado provecho económico del programa Escuela de Tiempo Completo, en la construcción de una techumbre, en la adquisición de un software y una laptop.

“Lo que nosotros queríamos es que se moviera de la escuela por todo lo que ya demostramos y ellos siguen con eso, pienso que a lo mejor nos consideran tontos, y hacen otro y otro y ahí se pueden ir 50 amparos por una cosa o por otra y sigue aquí”.

Romero López, comentó que la Secretaría General de Gobierno cuenta con el expediente del caso, por lo que solicitan la intervención del Gobernador, Egidio Torre Cantú, para que se resuelva la situación y no afectar los estudios de sus hijos.

“El Gobernador nos ha atendido, nos escucha, nos mandó con el Secretario Herminio Garza, él tiene el expediente completo, giró instrucciones a la Secretaría de Educación, pero yo creo que esas instrucciones las guardaron, porque no sé, yo entiendo que el Gobernador tiene demasiados problemas, es un solo hombre para un estado, pero nos obligaron a llegar al extremo de cerrar la escuela, que no queríamos hacerlo, pero no nos resuelven”.

El padre de familia, externó el hartazgo que se ha generado en la escuela a consecuencia de la administración que ha realizado la maestra Anabel Medina, quien incluso no cuenta con el apoyo de la plantilla docente.

“Todo tiene un límite, nosotros somos padres de los alumnos más aventajados de la escuela, entonces no somos padres revoltosos, no somos padres que queramos problemas, y si cerramos la escuela no fue para causar trastornos, sino para proteger la misma escuela, proteger a nuestros hijos y proteger a los propios maestros que están trabajando bajo tensión, entonces este es el momento de decir basta”.

Agregó que personal del área jurídica de la SET ya tuvo un acercamiento con ellos, pero la única manera para que liberen la escuela, es que la directora sea retirada del cargo.