Por: Enrique Jonguitud

La Estación de trenes de Victoria cumple al menos cuatro sexenios en el olvido, luego de que está a punto de concluir la actual administración estatal, dijo el cronista de la capital de Tamaulipas, Adolfo Garza Paz.

Afirmó que desde hace más de 20 años se tienen planes para rescatar ese espacio histórico, el cual permanece sin uso y es refugio de personas que no tienen hogar.

“No le toca al municipio, es del Estado, es un patrimonio histórico federal y son esas instancias que deben gestionarlo, depende tanto del gobierno del Estado, del ITCA y del Instituto Nacional de Antropología e Historia”, expuso.

Refirió que más que falta de voluntad política lo que faltó fue presupuesto, “a veces las partidas presupuestales no son tan amplias, no son tan extensas”.

Agregó que, “lo importante sería no solo rehabilitar el edificio, sino rehabilitar el servicio de pasajeros hacia las comunidades vecinas, como estaba en su tiempo, eso le daría vida”.

El cronista de Victoria también recordó: “antes llegaban presidentes de la República ahí, ahí llegó Venustiano Carranza y ahí llegaron gobernadores, ahí fue donde Portes Gil conoció a su esposa”.

Garza Paz dijo que desde mediados de los años 90 el edificio permanece en el abandono, pero advirtió que es uno más de muchos edificios históricos que permanecen abandonados en el centro de la ciudad.

Estableció que será tarea de la próxima administración estatal conseguir los recursos para convertir al sitio en un museo.