Aún a pesar del incumplimiento del gobierno federal de ‘frenar’ el aumento escalonado al litro de gasolina, los concesionarios del transporte público de Tamaulipas mantendrán durante este año la tarifa de 8 pesos por el servicio al usuario.

Ramón Hernández Manríquez, secretario General del Sindicato de Microbuses Verdes y Radiotaxis ‘Correcaminos’, reconoció que por el momento no cuentan con un estudio para justificar la petición de incremento.

“No tenemos contemplado ningún aumento, -los concesionarios- estamos buscando alternativas para resistir al incremento de la gasolina que se da cada mes y solucionar los problemas económicos que tenemos”, señaló.

Hernández Manríquez agregó que en este momento de carestía e incertidumbre que ha propiciado el Gobierno Federal con las nuevas reformas sería un ‘golpe’ más para el bolsillo de los miles de usuarios del transporte público elevar la tarifa.

Aseguró que pese a la dificultad económica, los propietarios de unidades de transporte público mantienen el compromiso con el Gobierno del Estado de continuar con la modernización del parque vehicular, “al menos en Ciudad Victoria”, puntualizó.